La Primera Comunión no es una boda, y lo sabes

Mayo, mes de las comuniones. Y yo muerta de envidia (de la buena) al ver como los hijos de mis amigas tomaban su Primera Comunión.

Ya os comenté hace unos días que me había puesto MODO ON en la organización de la comunión mi hija Rocío, con todo lo que conlleva organizarla desde la distancia. Pues en esas estamos: haciendo un estudio de mercado de las cosas que me gustan, mandando mails para pedir presupuestos y llamando por skype a España para aclarar algunas dudas que es mejor solventarlas por voz.

El hecho de que celebre su Primera Comunión sola en pleno agosto tiene sus pros y sus contras. Los contras: que tengo que cargar con una serie de gastos, con los que no contaba y que si la tomara en grupo se dividirían con las demás familias. Como por ejemplo las flores y el coro para la misa, que se unen a un sin fin de gastos para celebrar la Primera Comunión de mi hija.

La Primera Comunión no es una boda

La cosa es que en una de las llamadas que realice para pedir un presupuesto a los fotógrafos, me puse hablar con ellos sobre la diferencia entre el precio de un reportaje para un bautizo (que les pedí el año pasado para el bautizo de Ximena) y el que les estaba pidiendo para la comunión de Rocío.

La respuesta, fue sencilla: “Las comuniones de hoy en día son como bodas”. Hay un reportaje previo, el de la ceremonia, en del convite y nos quedamos hasta el final de la animación.

Pero yo no quiero eso. A ver si nos ponemos serios, estamos hablando de una niña (en mi caso) que va a recibir un sacramento. Ni siquiera el primero porque está bautizada, y espero que no el último, aunque eso depende ya de ella. Una niña que luego se irá a comer con la familia una paella porque es un día especial y queremos celebrarlo. Y punto pelota.

Creo que hay una clara diferencia con la celebración de un matrimonio (que puede ser civil) en el que también se celebra que están formando una familia y una vida en común.

No quiero desvirtuar la comunión

Y no te creas que es fácil no desvirtuar la Primera Comunión con todo lo que tenemos alrededor. Vestido, zapatos, peinado, invitaciones, banquete, animación, fotógrafos, tarta, suit table, segundo traje de la comunión, flores, música, recordatorios, … suma y sigue. Esto es un no parar de gastar y eso que, por ahora, sólo he hablado de la niña que hace la comunión. Hay que añadirle el traje de los hermanos, de los padres y sesión de belleza de la madre, je je.

Y con esto no estoy diciendo que no se merezcan el precio que ponen a sus servicios. Evidentemente cada trabajo tiene un coste que hay que pagarlo. Pero estaréis conmigo que se nos está yendo de las manos.

Ahora entiendo por qué muchos niños en Chile tomaban su Primera Comunión vestidos de uniforme, igual que las Princesa Leonor o la Infanta Sofía. ¿Será tal vez para no darle más importancia al trajecito de “princesa de 300 €” que al acto en sí? O por qué los ingleses invitan a sus familiares a un tentempié en su misma casa, nada de comidas con suit tables en restaurantes.

Casi es misión imposible que los niños se centren en el sacramento que están recibiendo con tantas cosas que les ponemos alrededor, más aún si es dispersa como mi hija.

Ya sé que me vais a decir que hace unos días os estaba contando las cosas que había encontrado on line y me gustaría que Rocío pudiera tener en su Primera Comunión, pero es que a veces soy un poco bipolar, je je. La verdad es que encontré cosas bonitas que pensé en compartirlas con vosotros para cuando pasarais por lo mismo, y en medio de la organización, al encontrarme de frente con la dichosa frase, he decidido que … la Primera Comunión de mi hija no será una boda.

Ojo! Con esto no quiero molestar a nadie, cada uno organiza la Primera Comunión de su hijo como le venga en gana y estoy segura que pasarán un día estupendo. Esto es más bien un mantra que me repito a mi misma a diario para poder discernir de lo que es importante o no en la organización de la Primera Comunión de Rocío.

SI TE GUSTÓ EL POST. COMPÁRTELO POR FAVOR.
Pin on PinterestShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

19 comentarios

  1. Yo flipo con depende qué comuniones…
    El año pasado la hizo el mayor y casi todo lo hicimos nosotros… Reportaje previo? Sí, porque necesitaba una foto para el recordatorio y aproveché para tener fotos bonitas de mis hijos, pero el reportaje lo hice yo…

    Los detalles, todo… Incluso hicimos un catering en casa,y excepto la comida, mesas, decoración, etc lo montamos nosotros y no invitamos mil personas sino a los abuelos y tios, punto pelota… Ya se casará e invitará a quien quiera y hará si quiere animación porque nosotros desde luego que no la hicimos…

    Regalos los justos, aunque sí pecamos de regalarle uno muy caro ( para mí, porque la odio ), una PS4 que llevaba siglos pidiendo…

    Ay, que a veces, queremos ser demasiado ” pinterest” y se nos va de las manos…

    1. Made made in Spain dice: Responder

      Exacto es que pinterest e instagram está haciendo mucho daño, je je.

  2. La verdad es que tienes razón de en qué las comuniones son como bodas, salones, menús de bodas, cientos de invitados, Globos para saltar… sin lugar a duda es alucinante!!!

    Yo hace tiempo que no voy a una, pero mis padres fueron hace un par de semanas a una y fue en la misma finca donde se casó mi prima hace menos de la un año y me cuentan que todo igual que en la boda: menú, organización, cóctel y luego candy bar y barra libre, qué locura!!!!

  3. A mi es que estos días estaba viendo cosas y me parecía todo muy alucinante. Partiendo desde mi mayor ignorancia por que no somos católicos ni mis hijas están bautizadas (yo me casé por la civil en pantalones y camisa y luego fuimos a comer 8 personas a un restaurante cercano) me parece todo super exajerado, sobretodo cuando la iglesia en teoría precida austeridad y ayuda a los demás, no se esos gastos tan exajerados y princesismos tampoco van mucho con nosotras, y creo que se desvirtua un poco el momento en sí de la comunion para convertirlo en una fiesta más en la que las niñas y los niños tienen que ser los super protagonistas de un cuento de hadas… Ay, pero ya lo dices, cada uno lo celebra como quiera! Que os vaya genial la vuestra y los peques estén bien 🙂

    1. Made made in Spain dice: Responder

      Yo entiendo que la gente quiera ir guapa y bien vestida. Si uno es católico y ir a ver a Jesús es importante es normal querer ir bien vestido. Pero no gastarse 300€ (o más ) en un traje que nunca más utilizarán.
      No tiene sentido.

  4. Menos mal que nos hemos saltado el bautizo y nos lbraremos de la comunion pero por desgracia la gene que nos rodea no lo hace así qeu estamos viviendo con miedo a las celebraciones uqe ademas te avisan a traición

    1. Made made in Spain dice: Responder

      El Bautismo y la Primera Comunión son sacramento muy bonitos. Pero evidentemente tienen que estar bien enfocados y no perder el norte 😉

  5. Yo tengo un restaurante y cada año damos comuniones… te imaginas lo que he visto, ¿no?. He tenido de todo, comuniones-bodorrios y comuniones normales de las de toda la vida de dios. Yo para el mio, imagina si la haré normal que ni va a ir de marinero jaja.

    1. Made made in Spain dice: Responder

      Je je. Lo que habrán visto tus ojos en el restaurante … de todo.

  6. Si es verdad que hay una gran tendencia a hacer cada vez más grandes las celebraciones, no da igual lo que sea pero todo a lo grande. Y los niños ven lo que tienen los demás o lo que hacen los demás y no son conscientes del gasto o los valores que hay detrás de ello… también quieren lo mismo que sus amigos, ¿como lleva el tema tu peque?

    Me parece muy razonable que lo quieras celebrar en tus términos, la verdad.

    1. Made made in Spain dice: Responder

      Pues lo lleva bien, la verdad. El hecho de que la tome a destiempo que el resto (en Agosto) y sola ayuda bastante. Si la hubiera hecho con sus compañeras del cole me habría costado más porque se habría comparado y habría querido ser una princesa.

  7. A mí me parece alucinante. Claro está que cada uno la hace como quiere, pero a mí se me escapa el por qué de tanta parafernalia. Yo tengo una floristeria y he visto de todo. Desde comuniones que parecían auténticas bodas a madres que se creen que la comunión es de ella y no de los hijos….

    1. Made made in Spain dice: Responder

      Es que el problema lo tenemos las madres que queremos ser casi más protagosistas que los niños , en fin.

  8. Ufffff, este tema tiene tela! Porque es tal cual, y te lo cuento como fotógrafa, que hago comuniones, pero yo misma me escandalizo de lo que llegan otros profesionales a pedir por ahí. ¡Ni que fuera una boda! Creo que se está perdiendo el norte de lo que es… Pero bueno, luego es como todo, cada uno se puede gastar lo que quiera.

    1. Made made in Spain dice: Responder

      Es eso es los que yo no entendía que me dieran un precio tan diferente al del bautizo. Cuando los dos eran sacramentos que se hacían en la Iglesia y con niños como protagonistas. Era absurdo.

  9. Yo no tengo mucha experiencia en este tema porque no estoy bautizada ni nadie de mi entorno ha hecho la comunión.
    Pero si que parece que se va un poco de las manos pero es que con las bodas también.
    Espero que tengáis una ceremonia muy bonita y en familia.

    1. Made made in Spain dice: Responder

      Gracias. Intentaremos poner cabeza, je je.

  10. Aqui en chile las comuniones son mucho mas simples. Todos de uniforme en el colegio, hacen una misa y listo, cada uno a su casa. A mi me gustan mas las de alli, pero sin pasarse. Quiza un punto medio seria lo ideal…

    1. Made made in Spain dice: Responder

      Lo sé. Eso eso es lo que digo en el post. Me parece mucho más sensato la forma de hacerlo en Chile con el uniforme. El vestido de princesa y marinero no tienen sentido.

Deja un comentario