Galletas de mantequilla. La receta

Ha llegado el fin de curso en Inglaterra (gracias a Dios) y como todos los años nos ponemos manos a la obra para dar un detalle a las profe de los niños.

Escribí en este post de El collar de macarrones por qué todos los años decidía hacer el mismo regalo: Una caja con galletas de mantequilla hecha por los niños (las galletas. No la caja, je je).

Para haceros el cuento corto os diré que muchas veces he tenido que recibir regalos de gente que no me conoce tanto, por ejemplo cuando fui fallera mayor o reina de la poesía en Valencia (todos tenemos un pasado). Cuando llegaba a casa abría los regalos que con tan buena intención me habían hecho pero que no tenían nada que ver conmigo. Aún están en casa de mis padres ocupando espacio.

Por qué regalar galletas de mantequilla

Me encanta regalar galletas de mantequilla porque las hacen los niños. Ya es una tradición en casa. La masa la suelo hacer yo y ellos se dedican a hacer las formas, decorarlas y comerse las que sobran.

Porque es algo efímero. A todo el mundo le gustan las galletas de mantequilla. Me gusta que las profes se queden con el detalle de comerse algo rico. Eso de tener el colgante del curso de tercero B de hace dos años, no va conmigo. Dudo mucho que se acuerden de quién se lo regaló.

Porque me encantan las cajas. Se comen el contenido: las galletas. Pero el continente se lo quedan. Me encantan las cajas y creo que es algo que todo el mundo puede utilizar en sus casas.

La receta de las galletas de mantequilla

Esta vez he cambiado de receta. Ester del blog Coeur de Cocotte me retó a hacer con los niños su receta de galletas de mantequilla y me pareció una idea estupenda.

La gracia esta vez era darles un toque diferente. Ella las hizo con su peque estampando huellas de un juguete de dinosaurios y le quedaron ideales. Pero por casa solo tenemos juguetes de playmobil y eso no quedaba tan bien.

Encontré estos sellos de animales sin usar por casa y los utilicé para estamparlos en las masa de galletas de mantequilla. Sólo tienes que hacer pequeñas bolitas, aplastarlas, estampar, … y al horno.

Pasa hacer la masa necesitas:

150 gramos de harina

100 gramos de mantequilla a temperatura ambiente

50 gramos de azúcar normal

Una pizca de sal

Mételas en el horno a 180 grados y sácalas cuando empieces a verlas doraditas (no te esperes a que estén super doradas que se te quemarán). Si hace mucho calor (estilo 40 grados a la sombra) métela unos minutos en la nevera antes de darle forma a la masa.

Más fácil imposible. La otra receta que hacía llevaba huevo y había que tamizar la harina. Pero la receta de Ester es mucho más rápida y estoy encantada.

Estampando los sellos en la masa cruda de galletas de mantequilla.

Este año he decidido regalarlas en tarros de cristal y me ha gustado mucho cómo han quedado. Además con dibujo del estampado ya no hacía falta ni siquiera decorarlas más, como mucho poner un poco de azúcar glass por encima como toque final.

Espero que os gusten.

****

SaveSave

SaveSave

SaveSave

SaveSave

SaveSave

SI TE GUSTÓ EL POST. COMPÁRTELO POR FAVOR.
Pin on PinterestShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

3 comentarios

  1. Anónimo dice: Responder

    ¡Te quedaron preciosas, y esas manos chiquititas trabajando lo mejor! yo ya estoy en marcha con tu reto! ¡Tarta arcoíris….vamos a por tí!

  2. Estimada Amparo, tengo el gusto de informarte que te he nominado al premio ” the mistery Blogger Award” https://curadoester.wordpress.com/2018/08/06/mystery-blogger-award-mi-primera-nominacion/ . Gracias por estos conejillos.
    Saludos,

    Ester

  3. Gran receta, buscaba por internet mejor robot de cocina 2020 y entré de pura casualidad a esta
    receta que tanto hacemos en casa, probaré tu método para ver
    si se me queda mejor que la que yo hago, muchísimas gracias por toda la explicación en tu blog.

Deja un comentario