Esto solo se ve en Curicó

pasaenCurico

Ya llevo más de dos años en Curicó y aún hay cosas que me siguen llamando la atención porque son muy curiosas y auténticas. Esto es 100% Curicó y quería compartirlo con vosotros.

venta

conejos

Ir a comprar a la feria es algo curioso, las instalaciones son terribles pero las frutas y verduras son baratísimas y muy sabrosas. Ahora encontrarte de repente un carro vendiendo conejos muertos es tremendo.

venta en la feria

Esto es lo último de la feria, el carro de los embutidos. Este señor recorre los pasillos de la feria ofreciendo sus productos con su carrito. No tienen mala pinta.

Este escrito está justo en la entrada de la Feria (el mercado) de Curicó. La verdad es que se agradece que prohiban la entrada a los borrachos, todo un gesto por su parte.

huasos

En la última fiesta de “caldillos y cazuelas” nos encontramos con unos huasos que se ganaban la vida haciendo payas a la gente (rimas improvisadas). Estos amigos nos dedicaron unas cuantas. 

11

cuchita

Cuchita es la señora que vende cuchuflis al salir de misa. En cuanto el cura dice “Podéis ir en paz” se escucha “¡Cuchuflis, barquillos rellenos!” y Cuchita se llena de niños.

Esta es la abuelita que siempre encontramos en la puerta de su casa barriendo la acera, que siempre está llena de polvo, con mucho afán. Siempre nos ha llamado la atención verla barriendo cuando pasamos por esa calle.

A la señora María nos la encontramos siempre vendiendo cerca del semáforo tiritas (parches curitas) y dulces. Yo cuando la veo se me ilumina el día porque en casa mis hijos parecen que se las fuman, en cuanto ven un posible reflejo de sangre se recubren la zona con mil tiritas.

……………………………..

Lo vamos a echar de menos.

SI TE GUSTÓ EL POST. COMPÁRTELO POR FAVOR.
Pin on PinterestShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Deja un comentario