El difícil reto del RINOCERONTE NARANJA. ¿te unes?

Creo que lo había escuchado antes alguna vez, pero nunca me había llamado la atención. Hasta que alguien me explicó en qué consistía EL RETO DEL RINOCERONTE NARANJA, y me ha abierto los ojos.
Esto de educar a los niños y mantener la calma al mismo tiempo es muy difícil. Ya os he comentado alguna vez que hasta que mi hija mayor cumplió los 2 años, yo era la mejor madre del mundo. Me poseía a diario el espíritu de la “perfecta parvulária”: paciente, creativa, cantarina, … Y con las dos palabras mágicas a modo de grito eufórico: ¡FENOMENAL! y ¡FATAL!, educaba sin problemas a la buena de Rocío. Luego me quedé embarazada de Nico y las hormonas y el cansancio le ganaban la batalla a mi paciencia y empecé a convertirme en una “bruja gritona”.

Yo creo que mi hija no entendía por qué su mamá pasaba de ser la más cariñosa del mundo al ogro que le sacaba de un grito de la habitación cuando tenía medio dormido a Nico y ella aparecía “molestando”para preguntarme cualquier cosilla.

Y esto es como el eslogan de las Pringles, cuando haces pop ya no hay stop. Una vez empiezas es muy difícil parar.

¿En qué consiste el reto del Rinoceronte Naranja?

Pues parece ser que no soy la única madre-gritona del mundo. Al parecer una americana, mamá de 4 niños, también le pasaba.  Pero un día se hizo la siguiente autocrítica: ¿por qué grito a mis hijos en casa y sin embargo cuando estoy fuera me esfuerzo por ser una madre cariñosa y no gritarles? ¿por qué es más importante lo que piensen los extraños que mis propios hijos de mi? recapacitó y decidió proponerse un reto.

Ahora esta americana, creadora del reto el rinoceronte naranja lleva 2 años sin gritar a sus hijos y su vida familiar ha cambiado considerablemente.

rinoceronte

El reto es realmente difícil, llega un momento que somos de grito fácil. Llevas 2 horas calmada intentando controlar la situación y de repente en la más mínima tontería ¡zasss! grito. Pero como tú hay más madres (6.400 para ser exactos), así que se ha creado un grupo de Facebook para compartir y ayudarse mutuamente a conseguir el reto.

-Pincha aquí si quieres informarte más sobre el reto-

¿Qué espero conseguir yo con el reto del Rinoceronte Naranja?

  • Pues para empezar autocontrol. Si les pido a mis hijos que tengan autocontrol en la vida, ¿cómo no voy a exigirme yo lo mismo?
  • Que aprendan con el ejemplo. A veces oigo a los niños enfadados hablarse entre ellos como yo les hablo cuando les regaño. Y no me gusta nada. Yo simple les digo “hablaros con cariño, por favor”, pero por dentro estoy pensando: esto lo han aprendido de ti, así que poco les puedes recriminar.
  • Mejor ambiente familiar. Muchas veces no es solo el grito, es el “tonito de la frase” lo peor. Hay que cambiar esto ya.

¿Conseguiré el reto?

Pues lo he intentado este fin de semana y he fallado varias veces, en la noche es cuando más fallo. Pero voy a poner todo de mi parte para lograrlo y compartiré con vosotros como va mi evolución semanalmente.

Lo único que puedo sacar de esto es algo positivo, así que no tengo nada que perder.

Y tú, ¿te unes al reto?

SI TE GUSTÓ EL POST. COMPÁRTELO POR FAVOR.
Pin on PinterestShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

12 comentarios

  1. Anónimo dice: Responder

    Me uno! A ver si consigo paras 1 dia primero, luego 2…y así hasta 365! Demasiado!!!!!!

    1. amparoredondo dice: Responder

      Hay que empezar poco a poco. Pero al final se convierte en una rutina y llegará un día en el que gritarle es lo raro.

  2. Alicia dice: Responder

    Creo que es lo que nos gustaría a todas…no gritar…pero como bien dices cuando haces pop ya no hay stop.. Y en mi caso soy una moviola….y ya está bien. Así que pongámonos manos a la obra!!!
    Gracias y ya te contaré.

    1. amparoredondo dice: Responder

      Sí !!! Cuéntame que tal te va. Es muy difícil, si todas nos apoyamos es más fácil.

  3. Mavi dice: Responder

    Me apunto , pero que dificil 🙁

    1. amparoredondo dice: Responder

      Bien!!!!!. Inténtalo, poco a poco se puede.

  4. Ya voy yo por el camino, cuesta por la costumbre pero es lo mejor y quita estrés 🙂

  5. Noelia dice: Responder

    Hola!! Yo empece ayer, y me pasa lo mismo, en la noche es cuando mas dificil se pone la cosa, asi que se puede decir que fue un primer dia victorioso, el niño estuvo mas calmado, y yo logre algo que hace rato no podia equilibrar que es la paciencia!!!! Si bien mi hijo es demandante, ayer fue bastante mas relajado el dia, y a todo lo que le decia con calma, él lo tomaba mejor y se calmaba mas rapido! Asi que estoy muy orgullosa de mi, me hizo el click en mi interior y termine por decidir de tomar el reto!!!!!! Y aqui estamos transcurriendo el segundo dia, con mas calma!!!!!

  6. yoli dice: Responder

    Me uno… Lo necesito!!!

  7. Maite dice: Responder

    Yo también me uno. Llevo varios días sin gritar, controlando mis palabras y mi tono. Espero poder lkegar a conseguirlo. Gracias a todas.

  8. Carmen dice: Responder

    Me termino de apuntar ¡por favor aceptarme!!!
    he entrado en una rutina….yo era la madre ideal y ahora parezco la bruja de los cuentos, necesito vuestra ayuda y apoyo.
    Gracias.

    1. Made made in Spain dice: Responder

      Hola Carmen. Yo no soy ningún experta, créeme.
      Pero después de varias épocas unas mejores que otras creo que la clave está en que te tomes tiempo para meditar qué te está pasando, por qué les gritas o pierdes la paciencia. Poner las normas claras, para que sepan que no pueden hacer tus niños y también saber en qué puedes transigir (es imposible ganar todas las batallas) Por ejemplo, No me importa que se les caigan las cosas (que no es lo mismo que tirar a propósito) así que sí pasa no me altero y les digo que lo recojan y lo limpien. Hay grupos de apoyo en facebook

Deja un comentario