Cosas que te llamarán la atención de vivir en Inglaterra

foto de freepik.es

Empezar una nueva vida en otro país no es fácil. El idioma, el clima, las costumbres diferentes que para ti serán las más raras del mundo … todo eso hace que se te hagan un poco cuesta arriba los primeros meses fuera de tu tierra.

Y para qué nos vamos a engañar, a los ingleses a raritos no les gana nadie. A ver si te puedo ayudar contándote alguna cosilla y así no te pilla desprevenido si te vas a venir a vivir a U.K. por una temporada.

Cosas que tienes que saber si te vas a vivir a Inglaterra

Vamos a empezar por EL CLIMA

En Inglaterra llueve bastante, por ahora no te estoy descubriendo nada nuevo. Mucha gente visualiza Inglaterra como si fuera el diluvio universal y no es para tanto. Llueve, sí. Lo más seguro que uno de cada tres o cuatro días llueva un poco (lo que te hace muchas veces imposible secar la ropa al exterior salvo en verano), pero días de tormenta los tienes contados con los dedos de la mano.

Mi consejo es que te compres un buen chubasquero y unos buenos zapatos impermeables y arreando (los ingleses no suelen llevar muchas botas de aguas o paraguas). No te puedes quedar encerrado en casa por la lluvia, si lo haces tendrás una depresión.

En este post “Aunque te mojes, sigue jugando” te contaba cómo los niños salen al patio en las guarderías y escuelas aunque esté lloviendo.

En Inglaterra los niños pequeños que no van al cole van al parque aunque haga mal tiempo (los parques están vallados lo que les hace muy seguros). Ahora sí, si sale un día precioso y soleado verás como se multiplican las familias con niños. Salen de todos los rincones como champiñones y hacen picnics en el césped.

LAS VIVIENDAS

Lo primero que harás al llegar suelo inglés será contactar con las inmobiliarias para poder alquilar un casa. Rightmove es la web por excelencia. Todas las inmobiliarias vuelcan allí sus ofertas. Te dan una buenísima información y también te dice los colegios que tienes en la zona (una información muy importante para familias). Encontrarás muy pocas viviendas de alquiler de particulares.

Las inmobiliarias aquí no tienen nada que ver con las españolas. Cobran, sí, pero se involucran y se encargan de todos los problemas que puedan surgir al arrendar una vivienda.

Una vez te intereses por una vivienda ellos deben corroborar si serás un inquilino fiable para su cliente. Si es la primera vez que alquilas en U.K., para cerciorarse, te pedirán bastante documentación. Después te darán un inventario (que es posible que haga una empresa externa) para que cuando les devuelvas la casa ésta esté en las mismas condiciones que te la dejaron. Y seguramente vayan a visitar la casa una vez cada seis meses para ver si la estáis cuidando bien o si tienes algún problema.

En Inglaterra lo más normal es que te alojes en una casa de dos alturas y un jardincito detrás (las llamadas terraced houses). Encontrarás edificios con diferentes alturas en los centros de las ciudades, pero son menos espaciosos y igual o más caros que las casas con jardín. No creo que valga la pena vivir en un piso, pero tienen algo bueno: te ahorrarás dedicarle tiempo al jardín.

Las casas están bien acondicionadas para el frío (sin embargo no lo están para una ola de calor) con unas buenas ventanas, unos radiadores que calefaccionan toda a casa y moqueta para que tengas el suelo calentito.

Si tienes suerte encontrarás una de esas casas que ha decidido cambiar la moqueta por el parquet en gran parte de la casa (aunque seguro que tiene moqueta en la escalera). Si no tienes suerte, puede que te encuentres la moqueta hasta en el baño. Doy fe de ello, y no, no puede haber nada más guarrete que eso.

Yo aún no entiendo ese amor por los suelos enmoquetados que tienen los ingleses. Desde mi punto de vista son todo desventajas. Es más costosa de mantener limpia porque aunque limpies asiduamente el polvo, la suciedad y el pelo se queda incrustado y hay que frotar más al aspirar que en un suelo liso. Y no quiero contarte el show que hay que montar cuando tienes un niño enfermo con virus propenso a vomitar o un peque en época de quitarse el pañal.

Aún con todos los contras, la moqueta te las vas a encontrar en mil sitios: aulas de clases, iglesias, restaurantes, …

Otra cosa que te llamará la atención de las casas en Inglaterra es que no tienen persianas. A falta de calor proveniente del sol, toda luz es bienvenida, así que si te molesta el sol amaneciendo a las 4:30 de la mañana tendrás que comprarte una cortina blackout para poder solucionarlo. Además no tienen enchufes en los baños. Debe ser para que no tengas la tentación de utilizarlos con las manos mojadas. Así que encenderás la luz desde fuera y te secarás el pelo en el pasillo.

Un dato importante a tener en cuenta cuando vivas aquí es que cada casa tiene sus propios contenedores de basura. Normalmente tendrás 3: unos para la basura general, otro para reciclar y un tercero para el jardín. Son tres camiones diferentes de basura que las recogen en días diferentes y dicen que si alguna vez te equivocas con los que tiras en ellos te ponen una multa. No te lo puedo corroborar porque no me ha pasado. Tienes que tener mucho cuidado entonces con lo que tiras en la basura de reciclaje, cada ciudad recicla unas cosas diferentes.

Y según mi experiencia el que tengas en la puerta de tu casa el contenedor de basura hace te esmeres más en reciclar, pues a nadie le gusta el olor de la basura en pleno verano de un basurero a rebosar, ya que las basuras las recogen cada dos semanas.

LAS CIUDADES

Si tengo que decir una de las cosas que más me ha llamado la atención de las ciudades de Inglaterra es lo oscuras que están las calles, sobretodo teniendo en cuenta que Reino Unido no se caracteriza por tener un sol radiante. Las calles más céntricas están iluminadas, pero las zonas residenciales (y no me estoy refiriendo a los suburbios) no tienen casi farolas que iluminen las calles.

Unos dicen que es porque a los ingleses les molesta la contaminación lumínica y quieren poder ver las estrellas. Otros dicen que es por ahorrar. Lo cierto es que hay tramos muy poco iluminados y eso da sensación de inseguridad por la noche (aunque no sea un país con mucha delincuencia).

A mi me ha tocado utilizar la linterna del móvil para iluminar la calle cuando he ido a recoger a mis hijos al cole después de alguna extra escolar. Os recuerdo que en invierno anochece a las 4 y pico ¡Un rollo!

Otra de las cosas que me pareció bastante insegura son los pasos de peatones, sobre todo los que no tienen semáforo. En muchos lugares en vez de encontrarte un paso de cebra hay un pequeña isleta en el medio de la carretera para que pases al otro lado (mira la foto). Cuando vas con niños es bastante incómodo e inseguro. Por cierto, los peatones no tienen prioridad, así que pasa solamente si no ves coches, porque no se van a detener por ti.

¡Y ojito con esto! Tendrás que pagar 150 libras al año solo por tener pantallas (tableta, ordenadores o televisores) en casa en las que poder ver la BBC. A mí, que nunca veo la tele me parece super injusto.

LOS INGLESES

Partiendo de que no son el “El alma de la fiesta” hay que decir que los ingleses con un par de copitas se viene arriba y se desinhiben mucho. Yo he visto a mamis que llevan botellitas a las reuniones del AMPA para organizar proyectos del cole. Parece que entre risas y copas trabajan mejor. Eso sí, al día siguiente ni te saludan.

Los ingleses se reúnen mucho en los típicos pubs, Y muchas noches (nuestras tardes) te los encontrarás participando en algún quizun juego de preguntas y respuestas estilo trivial que se juega por mesas.

Son adictos a los juegos de suerte (tipo tómbolas o rifa, …) y si vas a alguna feria de un colegio organizada para recaudar dinero, te encontrarás más jueguecitos de azar que jueguecitos para niños.

También tiene una adoración extraña hacia las tarjetas de felicitación. Como ya conté en este post, los ingleses pueden aparecer en tu fiesta de cumpleaños sin regalo pero nunca sin felicitación. Navidad, San Valentín, un embarazo, un nuevo trabajo, sacarte el carnet de conducir, … cualquier cosa es una excusa válida para regalarte una tarjeta. Lo más triste de todo es que normalmente solo se dignan a firmarla, nada de personalizarla un poco, por lo que para mí no tiene valor.

Por cierto si eres de los a llegado a Reino Unido a estudiar y todavía cantas las canciones inglesas españolizadas, no te preocupes. A los ingleses les pasa lo mismo con el español. Tenías que ver a las inglesas en zumba mientras vocean y bailan canciones subidas de tono como si cantaran La Macarena; “Toma candela y dámelo todo”

LA COMIDA

Inglaterra no es famosa por su comida, pero hacen lo que pueden con la materia prima que tienen. Sólo os voy a decir una cosa: le echan vinagre a las patatas fritas. Con eso lo digo todo.

Por un lado, si vives fuera de las grandes ciudades, seguro que encuentras alguna granja que te venda huevos frescos de gallinas en libertad y leche fresca, e incluso que te los lleven a la puerta de tu casa cada pocos días.

Pero por otro lado … la mayoría de la compra la harás en un súper, donde las frutas dejan muchísimo que desear, son plasticosas y sin sabor. Eso de comprar en el mercado con productos locales, es muy poco común. La única excepción son ferias de granjeros con cierta periodicidad (pero a precio generalmente elevados). Sin embargo, es muy fácil encontrar leche fresca en las neveras de los supermercados en vez de las que están envasadas en tetrabrick. Ésta es leche pasteurizada y está buenísima.

Además no te será fácil encontrar pescaderías por tu barrio, casi no existen. Lo normal es que compres el pescado en el supermercado o que te encuentres la furgoneta del señor pescadero vendiendo en una esquina de tu ciudad.

Los ingleses comen sobre las 12 del medio día y cenan sobre las 6 de las tarde. Comen rápido y mal y cenan cualquier cosa sin complicarse mucho la vida. Digamos que la comida no es algo tan importante para ellos como en otros países, que es más una forma de socializar con la familia o los compañeros. La mayoría de veces comen algo frío (también los niños llevan comida fría al cole en su lunch box), tipo sándwich o wrap.

Un dato curioso es que todavía existen en Inglaterra los camiones de los helados que con su musiquita estridente circulan por las calles de la ciudad. Se paran es las esquinas o en las zonas más concurridas para que puedas comprarte tu helado.

ANIMALITOS Y BICHEJOS

Si te alejas de las grandes ciudades podrás ver por la ventanilla de tu coche paisajes verdes en donde pastan vacas y ovejas como Pedro por su casa.

Las arañas también forman parte de la fauna inglesa. No son peligrosas (nada que ver con las arañas de rincón de Chile), ni siquiera intentan matarlas con algún tipo de producto. Pero en cualquier rincón de tu casa verás cuando menos te lo esperes a Incy Wincy spider tejiendo su telaraña. En verano te echarán una mano para luchar contra las moscas que te entren en casa.

Otros de los animalillos no deseados que encorarás por aquí serán los ratones y ratas. Sí, como lo oyes. Los amigos de Mickey Mouse viven a sus anchas por Inglaterra y no es difícil que se metan en casa. Imagino que será porque vives en casa rodeadas de jardín o campo. Nosotros (a varios amigos también les pasó) tuvimos la visita de uno de estos animales y tuvimos que poner medidas.

Los ingleses son muy amantes de los gatos y además hay muchos gatos callejeros (que se ponen las botas con los ratones) es por eso que es posible que en la casa que alquiles tengan una entrada para gatos en la puerta trasera al jardín.

Los perros ingleses no ladran. Tengo un amigo que se dio cuenta de eso y desde que me lo dijo tengo como una obsesión de pillar a un perro ladrando. Misión imposible. Yo no sé si es que les enseñan desde cachorros, los operan o o es una selección genética.

SANIDAD

He tenido la suerte de tener hijos sanos que no precisan de ir al médico más de lo habitual (algún golpe, algún resfriado o virus), pero también es verdad que cuando son bebés pillan más cosas que cuando son mayores, y nosotros llegamos aquí con un bebé de 7 meses.

A mí la experiencia que hemos tenido con la sanidad pública no me ha gustado mucho. He echado de menos que atiendan a los niños pediatras en vez de médicos generales (ya lo contaba en este post).

Y es que aunque sea gratuita (también es gratis el dentista para los niños) es muy básica. Amigas mías han querido una segunda opinión sobre algún tema y han tenido que visitar a un médico privado que le ha cobrado unas 200 libras por la consulta (sin realizar pruebas).

Me quedo mil veces con la sanidad española sin dudarlo.

Este fue nuestro ambulatorio nuestros 2 primeros años en Reading.

CONDUCIR EN INGLATERRA

Como ya sabéis, en Inglaterra se conduce por la izquierda (y los coches tienen el volante a la derecha). No voy a negar que es un poco complicadillo al principio porque debes de acostumbrarte a ubicarte de nuevo en el coche. Te pasará muchas veces que te golpearás la mano contra la ventana cuando vayas a cambiar de marcha, o que pongas los limpiaparabrisas en vez de conectar los intermitentes y viceversa. Además debes de darte cuenta de que en las rotondas se entra y se gira al revés, de que tu carril es el de la derecha (ojito en los cruces que es posible que te vayas al carril contrario).

Otra de las de las cosas más llamativas de la conducción en Inglaterra es que muchas de sus calles son muy estrechas, aunque sean de doble sentido. Además, en muchas de esas calles está permitido aparcar, por lo que se convierten de repente en calles en las que solo cabe un coche. Pues los ingleses, que son muy “polite” y corteses al volante, van pasando y dejándose pasar por turnos sin ningún problema.

MEDIOS DE TRANSPORTE

Esto lo voy a resumir pronto. Los medios de transporte no son muy buenos y además son bastante caros.

Si quieres ir a Londres en hora punta te puede salir el viaje carisísimo. Además muchas veces se utiliza el tren como si fuera el metro. Me explico. Como el tren recorre más distancia y va a más velocidad, en la compra del billete tienes derecho a tener un asiento tanto por seguridad como por comodidad. Pero los ingleses venden los billetes de tren por día y luego los pueden utilizar en la hora que quieras, por eso a veces llegas al tren y te encuentras sin asientos libres. Esto si vas con niños pequeños es muy incómodo.

Además hay muchísimas veces que los trenes están de huelga, están de trabajos de mantenimiento o tienen parones por mal funcionamiento. Un desastre.

RESTAURANTES Y TIENDAS

Las tiendas cierran entre las seis y las siete de la tarde, pero no cierran al medio día. Además las más importantes abren el fin de semana. Para los ingleses cerrar significa cerrar la puerta con llave y bajar la persiana, y si dicen que cierran a las siete, quince minutos antes dejarán de servirte, y empezarán a barrer y limpiar mesas. Vamos, lo que normalmente se entiende como “nos están echando”.

Como la vida en Inglaterra es carilla y los restaurantes también, no olvides pedir agua del grifo cuando vayas a comer fuera. Te parecerá algo cutre pero es algo muy típico aquí y no está mal visto. El agua del grifo está en perfectas condiciones, así que te ahorrarás dinero y no generarán basura con gastando botellas.

Algo que funciona muy bien en Inglaterra (para ahorrar dinero) son las tiendas de segunda mano. Estas charities están en muchos barrios de tu cuidad y puedes encontrar cosas muy interesantes y económicas.

ACTIVIDADES PARA NIÑOS PEQUEÑOS

Hay que decir que los niños son bienvenidos en Inglaterra. Ya he escrito varios post contando que los niños empiezan el cole cuando cumple 4 años y que las guarderías son carísimas y hasta que no recibes la ayuda del gobierno de las 15 horas gratuitas muchas madres (no es un comentario sexista, en una realidad) se quedan cuidando de los peques. Pero por otro lado también he contado que existen actividades gratuitas en librerías, como manualidades, cuenta cuentos o canciones, y los playgroups, en los que compartes las mañanas con otras madres con niños pequeños.

Los restaurantes también están equipados para ir con niños, raro sería encontrarte algún baño sin zona de cambiador para bebé o sin tronas. Incluso las iglesias organizan en la hora de misa un rato en el que los niños hacen actividades y aprenden sobre la lectura del día mientras los adultos escuchan el Evangelio.

Pero sinceramente lo que más me ha sorprendido es ver como los museos están adaptados a la mirada de los niños. En la mayoría de museos los niños pueden interactuar y tocar para aprender. Y si es algo histórico que no pueden tocar siempre se las ingenian para hacer que los niños se involucren en la historia.

El National Trust, es un claro ejemplo de ello. Es un organismo creado para conservación ambiental y patrimonial de Inglaterra. Ellos cuidan y abren al público lugares de interés histórico como castillos, palacios o casas antiguas (puedes hacerte una idea en este post de nuestro viaje a Gales). Y siempre tienen un pack de actividades para que los niños hagan en el recorrido, a veces encontrar objetos, contestar preguntas, o disfrazarse de personajes de la época.

LOS COLEGIOS

De los colegios ya he hablado mucho en otros posts así que sólo daré algunas pinceladas ahora.

Los colegios privados son caros, carísimos. Imagino que serán buenos y elitistas, pero no te puedo hablar mucho porque no tengo experiencia con ellos.

Mi experiencia ha sido con los colegios públicos y sin ninguna duda tengo que decir que son muy buenos (hasta primaria). Tienen buenas instalaciones y tienen auditorias externas a menudo para que el gobierno pueda saber si tienen algún punto débil y poner remedio.

Ya te puedes imaginar que generalmente los coles suelen ser multiculturales (ya veremos que pasa después del Brexit). Niños de diferentes países y culturas y religiones conviven sin problemas, y aunque hay algunos coles públicos que son religiosos (Anglicanos o Católicos) están abiertos a niños de diferentes creencias.

Eso sí, son super mega estrictos con las asistencia a clase. Si tus hijos se ausentan del cole por alguna cuestión (no médica, se entiende) tienen que comunicarlo al colegio por medio de un formulario y esperar su contestación. Si no te la aprueban y aun así se ausentan puedes recibir una multa importante. Esto es un verdadero quebradero de cabeza para los que vivimos en el extranjero y queremos irnos en vacaciones a nuestra tierra. En los días de vacaciones los precios de los aviones se disparan y si el cole no te da permiso para irte unos días antes y llegar unos días después … lo tienes chungo.

El colegio es una parte muy importante del barrio. Si en tu zona hay un cole bien calificado tu vivienda se revalorizará (puesto que los colegios se asignan por la zona donde vives) por lo que el vecindario lo apoya bastante e incluso le dedica su tiempo, por ejemplo haciendo de voluntarios para ayudar a los niños a leer.

Bueno, creo que es todo, parece que me he explayado un poquito. Espero que te sea útil y que disfrutes de tu estancia en Inglaterra.

Este es el punto de vista de mi experiencia en U.k. Si tienes otro punto de vista o quieres ampliar la información, eres super bienvenido a escribir en los comentarios.

SI TE GUSTÓ EL POST. COMPÁRTELO POR FAVOR.
Pin on PinterestShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

3 comentarios

  1. Anónimo dice: Responder

    Un testamento muy completo y bien escrito. Besos

    1. Made made in Spain dice: Responder

      Je je . Sí que es un testamento

  2. Mavi dice: Responder

    Amparito, que poquito te queda…

Deja un comentario